cenas rapidas y ligeras para perder peso

15 cenas rápidas y ligeras para adelgazar

15 septiembre, 2015
Comments off
4.408 Views

Hay muchas más fórmulas que hacerse un bocadillo o ponerse un bol con cereales para preparar una cena en tiempo récord y, sobre todo, mucho más saludables. Por eso hoy te propongo cenas rápidas y ligeras para adelgazar con las que acabar con esa mala costumbre de acabar el día comiendo mal.

Para que tus cenas sean ligeras de verdad lo primero es que hay una larga lista de alimentos y productos que pueden ayudarte a preparar en poco tiempo y sin necesidad de ser un cocinillas distintos platos con los que sorprender a tus papilas gustativas y sin pasarte, porque los consejos que te propongo son perfectos tanto para comer sano como para hacer dieta.

15 cenas rápidas y ligeras para adelgazar

  1. Tortilla francesa con pimientos asados. Con 2 ó 3 huevos prepara una tortilla francesa con solo un par de gotas de aceite de oliva virgen extra. Los pimientos por supuesto pueden ser en conserva, ya lisos para comer. Añade un pedacito de pan, no más de 3 dedos.
  2. Judías verdes con huevo cocido y más verduras, como patatas y zanahorias. Puedes utilizar judías congeladas que te llevarán la menos 12 minutos de cocción, si no tienes ese tiempo, puede utilizar judías ya listas para tomar que encontrarás en la sección de conservas. Hay un montón de verduras ya listas para tomar. Los huevos cocidos puedes dejarlos días en la nevera, es muy práctico tener siempre un par a mano.
  3. Ensalada de pasta, atún y tomate. Las ensaladas una opción muy socorrida para las cenas pero no siempre gustan o se hacen mal y por tanto no adelgazan. La clave es vigilar los alimentos que le añades, no pasarte con la cantidad y vigilar mucho los aliños, mejor es limitarse a vinagre y aceite de oliva virgen extra y evitar salsas calóricas.
  4. Sándwich vegetal. Lo más importante es evitar no caer en la tentación de añadir salsas como mayonesa, untar el pan de mantequilla, utilizar pan de molde o emocionarte con el queso o fiambres grasos. Por supuesto da protagonismo a lo verde, no te olvides de añadir proteínas saludables, y utilizan pan de barra de verdad, nada de pan falso.
  5. Pescado con un poquito de arroz y ensalada de tomate. El pescado es un alimento imprescindible en tu alimentación y un gran aliado cuando estás a dieta, trata de tomarlo muy a menudo, puedes prepararlo de mil manera siempre sin rebozarlo o freírlo. Trata de variar y probarlos todos, salmón, dorada, merluza, lubina, caballa… Planíficate y surte tu congelador de pescado, y recuerda que también puedes tomarlo en conservas, siempre escurriendo el aceite de la lata.
  6. Pechuga de pollo o pavo con salteado de verduras. A la cena aprovecha para tomar las carnes más saludables, como son el pollo y el pavo, también puedes tomar conejo o cinta de lomo de cerdo. Siempre prepara tus platos con poca grasa y no te pases con la sal al sazonar las carnes.cenas rapidas y ligeras
  7. Crema de verduras al gusto. Aprovecha para limpiar la nevera y cuece todas las verduras y hortalizas que tengas a mano, como zanahorias, puerro, calabaza, espinacas, brócoli, calabacín… No le añadas nata u otras grasas, aunque puedes añadirle un quesito light y unas gotas de aceite de oliva virgen extra. Recuerda que puedes también tomar las cremas fríos.
  8. Calabacín o berenjena rellena de pollo o atún con verduras. Primero cocina el relleno de forma ligera, sin quesos y termina la receta al horno.
  9. Macarrones con atún y pisto de verduras. Aunque estés a dieta puedes cenar pasta de forma ocasional, siempre en cantidades pequeñas y elaborando una salsa ligera a base de tomate natural.
  10. Gulas con gambas. Cocina las gambas a la plancha y cuando estén medio hechas añade las gulas. No te pases con el aceite de oliva y añade especies al gusto.
  11. Brécol con patatas y huevo cocido. La receta es muy sencilla y ligera, solo tienes que cocer todos los alimentos. Si no eres muy amiga de estos platos, puedes hacer un pequeño sofrito con cebolla y pimiento picado para darle más sabor.
  12. Ensalada verde con sardinillas en aceite de oliva o girasol. Este tipo de conservas de pescado son muy socorridas para preparar una cena rápida y ligera, pero es clave escurrir bien la conserva y optar por la versión más ligera que es al natural o en aceite, evita escabeches u otras salsas.
  13. Guisantes con jamón y huevo escalfado. Este plato es solo apto para amantes de los guisantes, sino es tu caso puedes cambiar los guisantes por un pisto de verduras con pimientos y calabacín.
  14. Revuelto de verduras, gambas y huevos. Prepara el revuelto cocinando las verduras a la planta a fuego lento, por último espera a que la verdura y las gambas esté bien pasada antes de añadir los huevos batidos.
  15. Ensaladilla rusa. Este plato tan típico del verano puede tomarse todo el año, puedes prepararlo con anterioridad para guardo bien frío en la nevera o comprar ensaladilla de conserva que solo tienes que escurrirla y añadir el huevo, el atún y los palitos del mar. La única restricción es que le añades poca mayonesa y que sea en versión light.

Fotos: kylaraemccabe.comperunature.com

Comments are closed.