exfpliante corporal

Beneficios de usar un exfoliante corporal: ¡tu piel se lo merece!

24 marzo, 2015
Comments off
1.033 Views

Las cremas y geles exfoliantes son, quizá, uno de los productos que más pereza da usar, hasta el punto de que muchas prescinden de esta rutina semanal que tantos beneficios tiene para la piel – o solo lo usan cuando detectan asperezas y otros problemas- ¡Gran error!

Y es que ayudar al proceso de regeneración de la piel no trae más que ventajas, y esto es así tanto en el rostro como en el cuerpo. Si quieres unos codos bonitos, unas piernas luminosas o  una espalda suave, ha llegado el momento de incluir un exfoliante corporal en tu vida (o al menos, en tu armario del baño).

¿Quieres saber cómo usarlo y por qué es necesario?

La exfoliación es un proceso natural de regeneración celular, en el que la dermis produce células nuevas, quedando las viejas, ya muertas, depositadas sobre la piel. Ayudar a ese proceso con un producto de exfoliación corporal evita que las capas de células ya innecesarias produzcan impurezas e imperfecciones sobre la piel y ayuda a que la epidermis se vea más suave y lustrosa.

Pero los beneficios no son solo estéticos, ficha todo lo que puedes ganar solo con dejar atrás la pereza:

  1. Es una limpieza corporal en profundidad que previene impurezas y deja la piel más sana y bonita
  2. Se permite una mejor oxigenación de las células nuevas, lo que proporciona una piel suave y luminosa
  3. Se liman las rugosidades, lo que también trae como consecuencia una mayor suavidad en la piel
  4. La aplicación con un suave masaje previene el envejecimiento cutáneo y activa la circulación
  5. Después de la exfoliación la piel está más permeable, por lo que absorbe mejor el resto de cremas que usamos

Pero tan importante como exfoliarse una vez por semana, es hacerlo correctamente. Para conseguir la máxima eficacia hay que seguir tres pasos: primero limpiar la piel, después exfoliar, y por último hidratar, aprovechando la máxima permeabilidad de la piel en ese momento. Lo más habitual es utilizar geles exfoliante que se pueden usar en la ducha para eliminarlos fácilmente, después de su uso, con agua.

crema exfoliante

Se trata de sustancias granulosas, que llevan sustancias emolientes y suavizantes que resultan muy agradables para la piel. Deben aplicarse efectuando suaves masajes circulares, y prestando especial atención a zonas secas como las rodillas o los codos. Por contra, no resultan adecuados para áreas muy sensibles como el pecho, donde pueden producir rojeces, y hay que usar un exfoliante facial especifico para el rostro, donde la piel también es más sensible.

Además, tampoco hay que creer que como exfoliarse es tan bueno, cuanto más, mejor. Exfoliarse en exceso es tan malo como no hacerlo nunca, por eso no debemos pasar de una exfoliación semanal en el caso de personas de piel seca, y dos semanales en el caso de las de piel grasa. Nunca se debe hacer sobre zonas de la piel irritadas o con heridas, y lo ideal es aplicar la crema de noche, ya que no debe darnos el sol después de usar un exfoliante corporal.

Además, si eres de las que no usa exfoliante corporal en verano por miedo a que desaparezca el tono moreno de la piel, que sepas que se trata de un mito totalmente falso. La crema actúa a un nivel superficial, y de hecho, tras aplicarlo, notarás que tu piel revela un color más luminoso y uniforme.

¿A qué esperas para incluir la exfoliación entre tus rituales de belleza?

Fotos | Minueto y Regimea

Periodista especializada en tendencias y belleza, que presta especial atención a sacarse el mejor partido de una forma sana y low cost. Además, me gusta la decoración, leer, y cuando se puede, recorrer el mundo.

Comments are closed.