parches de silicona para cicatrices m opinion

Parches de silicona para cicatrices, mi opinión

25 octubre, 2015
Comments off
16.296 Views

¿Conoces los parches de silicona para cicatrices? Después de una operación, corte o herida, suele quedar una cicatriz y una vez solucionado su origen, lo único que nos preocupa es cómo eliminar o reducir la cicatriz, sobre todo, si están en partes de tu cuerpo muy visibles como en el rostro, cuello, brazos, escote, piernas… Tal vez una de los mejores trucos para borrar una cicatriz son los parches de silicona, al menos esa es mi opción.

Como he tenido 3 cicatrices, he aprendido a tratar y cuidarlas siempre con el principal objetivo de disimularlas, así que considero que tengo suficiente experiencia. Borrar una cicatriz no es tarea sencilla porque básicamente es una cuestión de rutinas que debes seguir al menos un año, por lo que es esencial mantener la constancia y esperar lo mejor, porque lógicamente al principio apenas se nota la mejoría, pero pasados los meses verás como se reduce bastante cualquier cicatriz.

Hay muchos parches para cicatrices, pero para mí los mejores son los parches de silicona que van genial para todo tipo de cicatrices, como cicatrices hipertróficas, queloides, recientes y antiguas. Estos parches de silicona aportan una hidratación constante, evitan rozaduras, aumentan la elasticidad, aplanan el tejido de la cicatriz, reducen los cambios de coloración y protegen de los rayos solares. Vamos que no solo hidratan la cicatriz, sino que también evitan el contacto con la ropa o cualquier roce, que es perjudicial para la cicatriz, y además son una protección ante la radiación solar, algo esencial para tratar una cicatriz.

silipack gel iooxPara mí los mejores parches de silicona para cicatrices son “Silipack Gel” de la marca Ioox Skin. Se trata de una lámina de silicona transparente que se vende en diferentes tamaños y que son lo mejor que he probado. Aunque en el nombre ponga gel es un parche y lo encontrarás en farmacia. Yo utilizo el tamaño 12×14,5 cm. y cuesta sobre 50 euros. Puedes recortar la lámina al tamaño de tu cicatriz por lo que resulta muy cómodo.

Estos parches de silicona para cicatrices de “Silipack Gel” son adhesivos por lo que se pegan perfectamente bien a la cicatriz y resultan muy cómodos, no molestan y yo ni los noto. Cada parches que hagas a medida puedes utilizarlo durante 2 semanas, por lo que al final no sale caro, sobre todo, si se trata de una cicatriz pequeña o mediana.

Yo utilizo los parches de silicona unas 12 horas al día de la mañana a la noche. Me lo pongo siempre sobre la cicatriz por la mañana, después de limpiar la piel e hidratarla con un aceite para cicatrices. Puedes limpiarla con un jabón neutro y después aplicarle con un masaje aceite de rosa mosqueta. Yo en concreto utilizo Bio-Oil, y la verdad me gusta, pero hay muchos más estupendos. Por la noche, antes de meterme en cama, retiro el parche y le aplico otra vez Bio-Oil. El parche hay que lavarlo con agua y una gota de jabón suave (mismo el de la ducha o el tocador). Una vez limpio el parche, apóyalo en una superficie limpia, con la parte adhesiva hacia arriba. Cada mañana el parche estará perfecto, volverá a tener esa adherencia para que se quede pegado a tu piel.

Si voy a ir a la playa prefiero ponerme los parches de “Trofalastin reductor de cicatrices“, que son parches, pero no son parches de silicona, aunque tiene propiedades muy parecidas pero no son tan buenos, según mi experiencia y el consejo de mi doctora no son la mejor solución para tratar cicatrices quirúrgicas. Pero lo dicho, para ir a la playa los prefiero porque si eres de las que te pasas horas en el agua puedes perder el parche, y como son más baratos no los lloro tanto. Estos parches se venden en farmacias, pero son mucho más baratos en perfumerías o tiendas de cosméticos.

Mantener esta rutina de parches durante varios meses, incluso años, puede parecerte excesivo, pero a largo plazo verás que tu cicatriz mejora. También hay otros tratamientos que he probado como el láser médico para borrar cicatrices, y la verdad  no quedé muy contenta, pero creo que vale la pena al menos consultarlo si deseas mejorar el aspecto de una cicatriz que te resulte antiestética. La principal pega del láser es que el resultado no es inmediato, es visible meses después, y además a mí  me resultó muy doloroso, aunque la aplicación del láser dura segundos.

Otra crema muy nombrada es Kelo-cote con filtro solar y he de decir que no me ha gustado nada, no sé si es casualidad (yo creo que sí), pero ha sido con la que he tenido peores resultados. Así que no la recomiendo.

Lo que tengo claro es que cada cicatriz es diferente y que al final cuidarla mucho (con constancia) siempre tiene recompensa. Seguro que hay más trucos y cremas que funcionan, pero estas son las que más aconsejo.

Comments are closed.