beneficios del pilates

10 beneficios del pilates: ejercicios muy completos ideales para fortalecer los músculos

31 marzo, 2015
Comments off
1.563 Views

¡El pilates está de moda! Pero a pesar de eso -o justo por eso- sois muchas a las que les da pereza empezar a practicarlo: “No es ejercicio de verdad”, “no adelgaza” o “es muy parado” son algunos de los prejuicios que pueden echarte para atrás. ¡Gran error!

Está claro que el pilates no es un ejercicio aeróbico en el que una acaba sudando a mares, pero eso no quiere decir que no canse o que no estés trabajando. De hecho, realizado correctamente, es una de las actividades más intensas para trabajar los músculos abdominales.

¿Quieres conocer todos los beneficios del pilates y por qué deberías introducirlo en tus rutinas deportivas?

Lo primero es saber en qué consiste exactamente el pilates: se trata un de un sistema de entrenamiento físico y mental ideado a principios del siglo pasado por el enfermero Joseph Hubertus Pilates, a través de la suma de distintas especialidades como gimnasia, yoga y traumatología. Sin embargo, solo hace unos años que se ha puesto de moda y ahora es posible encontrar esta actividad en prácticamente cualquier gimnasio, con distintas maquinarias y accesorios. Lo que ya es, de por sí, una ventaja bastante importante.

Aunque a la hora de pensar en los beneficios del pilates, probablemente haya uno que todos tengamos muy claro: el tema postural. Para todas las que tenéis dolores de espalda recurrentes, molestias cervicales o lumbares o simplemente andáis medio encorvadas, el pilates será mano de santo. Funciona por varias razones: por un lado el pilates te hace ser mucho más consciente de los músculos de tu cuerpo, por lo que te resulta más fácil mantenerlos en la postura correcta, pero sobre todo, porque el trabajo de los músculos del abdomen y espalda (que es brutal) hace que de forma natural mantengas una postura erguida y te ayuda a prevenir lesiones.

Máquinas de pilates

¡Pero repasemos todos los beneficios del pilates!

1. Te ayuda a cuidar tu postura

Como decíamos, una de las grandes ventajas del pilates es que resulta supereficaz para reducir al mínimo las molestias en la espalda, incluso cuando estas eran recurrentes (de hecho, es un ejercicio que se suele recomendar para rehabilitación). Esto ocurre porque, en pilates, siempre tienes en tensión los músculos del centro del cuerpo, trabajando de forma permanente abdominales y lumbares, que son los que soportan la columna vertebral.

2. Tomas consciencia de tu cuerpo

El pilates te enseña a tener consciencia total del cuerpo, siendo capaz de disociar los movimientos, lo que redunda en una mejor postura. Los ejercicios, además, reeducan al cuerpo y y al final, la eliminación de los hábitos malos posturales acaba ocurriendo de forma natural.

3. Aprendes a respirar

El control de la respiración es fundamental durante los ejercicios de pilates, y eso acaba redundando en una mayor eficiencia también durante el trabajo cardiovascular. Por otro lado, el foco en la respiración y la concentración ayuda a lograr un estado de relajación que elimina el estrés y las rigideces musculares.

4. Sí adelgaza

Aunque el pilates no quema tantas calorías como un ejercicio de cardio (correr, por ejemplo), realizado correctamente resulta muy intenso, y además fortalece los músculos -lo que a su vez, hace que se consuman más calorías-. Basta con ver a una persona que haya empezado a practicar pilates de forma regular que sí adelgaza, y resulta especialmente eficaz con la grasa de la cintura/barriga (gracias a la mezcla de tonificación y hábitos posturales correctos).

5. Tonifica sin dar volumen

El cuerpo que queda al practicar pilates es muy esbelto, ya que es fibroso, pero no musculado. Los ejercicios son muy completos, por lo que trabajarás los músculos de todo el cuerpo, prestando especial atención, como ya decíamos antes, a abdominales y lumbares, pero sin descuidar brazos y piernas.

6. Previene la osteoporosis

Al trabajar también los músculos más profundos, que son los que sostienen el esqueleto, ayuda a fortalecer también los huesos y a formar masa ósea, previniendo fracturas y contribuyendo a una recuperación más rápida en caso de rotura.

7. Te hace más flexible

El pilates te aporta flexibilidad y agilidad, lo que te ayuda a sentirte más ligera y vital, y con más fuerza para el día a día.

8. Es bueno para tu vida sexual

El trabajo del suelo pélvico es otro de los grandes beneficios del pilates, ya que es constante y profundo, lo que no solo ayudará a un mayor disfrute de tu vida sexual, sino que también favorecerá la recuperación tras el parto y prevendrá la aparición de problemas como la incontinencia el día de mañana.

9. Otros beneficios

Como cualquier deporte, el pilates también favorece la circulación, fortalece el sistema inmunológico y ayuda a trabajar la coordinación y el equilibrio.

10. Para todos niveles

Otro punto fuerte del pilates es que se adapta a distintos niveles, por lo que tanto puede hacerlo una persona que lleva años de vida sedentaria -sin desmotivarse- como una atleta de élite -sin aburrirse-.

Eso sí, para poder disfrutar de todos estos beneficios, conviene, al menos al principio, contar con un profesor que nos guíe y vigile que las posturas y los movimientos sean correctos. Hacer pilates en casa es muy tentador, pero lo mejor es dejarlo para cuando ya dominamos los ejercicios y tenemos un control suficiente del cuerpo como para saber si lo estamos haciendo mal o bien. Además, para notar los efectos del pilates, lo ideal es hacerlo, como mínimo, dos horas a la semana.

¿Y qué efectos son esos? En palabras de su creador, el señor Pilates: “En diez sesiones sentirás la diferencia, en veinte sesiones verás la diferencia, y en treinta sesiones te cambiará el cuerpo“.

Fotos | Club metropolitan, Pilates Pro

Periodista especializada en tendencias y belleza, que presta especial atención a sacarse el mejor partido de una forma sana y low cost. Además, me gusta la decoración, leer, y cuando se puede, recorrer el mundo.

Comments are closed.