Tratamiento de keratina

Tratamiento de keratina: la mejor solución para el pelo encrespado

15 abril, 2015
Comments off
1.667 Views

¿A poco que llueva tu melena se convierte en la de un león? ¿Sueñas con una melena lisa y suave, pero siempre acaba electrizada? ¡El tratamiento de keratina está hecho para ti!

Se trata de un tratamiento basado en una proteína natural presente en nuestro cabello, pero que con el tiempo, se va debilitando y perdiendo: la keratina. En la peluquería pueden reconstruirla y así rejuvenecer tu melena. Y frente a lo que quizá se suela pensar, el objetivo no es alisar el pelo, sino fortalecerlo y sobre todo eliminar el encrespado. Porque el cabello fosco o encrespado alberga una especie de agujeritos que la keratina cubre, evitando ese efecto alborotado que trae a más de una de cabeza. Y de paso, aporta brillo, reestructura el cabello y puede alisar o relajar el rizo.

El tratamiento de keratina se puede realizar en cualquier peluquería o salón de belleza, y aunque también hay productos y lociones para aplicarla cómodamente en casa, son más eficaces para alargar el resultado que para desencrespar la fibra capilar desde cero. Por eso, la primera vez al menos es aconsejable el tratamiento de peluquería, que dura entre 3 y 6 meses (aunque no es barato, ronda los 120 euros de media).

El proceso, que dura dos o tres horas,  es el siguiente:

  1. Se lava el pelo con un champú sin sodios ni sulfatos para abrir la cutícula del pelo.
  2. Se aplica la keratina con brocha, mechón a mechón, desde la raíz a las puntas.
  3. Se seca el pelo y se pasa la plancha para que el tratamiento selle la melena.
  4. Se deja en el pelo durante 48 horas, sin lavar el pelo en ese tiempo, y sin tocarlo para nada (no puedes hacerte una coleta o ponerte horquillas).

¡Y listo! ¡Adiós al encrespamiento!

Ten en cuenta que no todos los pelos son igual, ni todas las keratinas tampoco, pero sí se aplica correctamente sí quita el encrespamiento. Eso es así siempre. Aunque la gente con el pelo muy fino corre el riesgo de que pierda volumen, por eso debe aplicarse con el máximo cuidado (déjalo solo en manos de un peluquero en el que confíes). Por lo demás, se trata de un tratamiento eficaz, que no resulta agresivo para el pelo (de hecho, lo peor de hacerse este tratamiento es que se aplica con plancha, no la keratina en sí, por eso no se recomienda en cabello dañado). Antes la keratina incluía formol, pero hoy en día es totalmente segura.

Por último, para que tu pelo dure desencrespado lo más posible (y no tener que gastarte esos 120 euros cada dos por tres), conviene reducir al mínimo el uso de secador y plancha, y protegerlo del sol, el cloro o la sal del mar. Usar un champú con keratina también es una buena idea.

¿A qué esperas para probar el tratamiento de keratina?

Foto | El Corte Inglés

Periodista especializada en tendencias y belleza, que presta especial atención a sacarse el mejor partido de una forma sana y low cost. Además, me gusta la decoración, leer, y cuando se puede, recorrer el mundo.

Comments are closed.